Una vida una historia (Buscando historias)

Buscando historias es una forma de hacer nuevo periodismo. Ana Salvà, antigua alumna de la Facultat de Comunicación Blanquerna y actual periodista, nos muestra su forma de dar a conocer historias que duermen bajo tierra. Innovar es un concepto que define de manera exacta el proyecto que están llevando a cabo ella y su compañero.

El principal objetivo que se propone esta empresa es mostrar los sentimientos y pensamientos de esas personas. Otro aspecto importante es conseguir que se abran en cuerpo y alma ante ellos, los periodistas.

Una de las historias que ha tenido más éxito ha sido la de una mujer tatuadora en su tribu, llamada Whang Od. Encuentro oportuno enlazar un vídeo donde ella aparece explicando su vida, y como surgió todo: http://buscandohistorias.com/filipinas/whang-od-la-tatuadora-kalinga/

¿Qué sería de estas historias si nadie no invirtiera tiempo en ellas? Pienso que en Occidente se vive de forma egocéntrica. Realmente lo que le preocupa a una persona es estar bien y ganar dinero. Pero, ¿qué pasa con aquella gente que lo pasa mal? Aunque no nos perjudique de cerca estamos ensuciando aquellos valores que tanto nos costaron inculcar a las nuevas generaciones y que poco a poco se van degradando. Así que, ¿qué vamos a hacer para mejorar este mundo? Os invito a la reflexión y os invito a pensar si cada día que pasa verdaderamente hacéis algo por alguna persona que realmente lo necesite.

El mensaje que quiere lanzar Ana Salvà al oyente es que no sólo las personas que conocemos son importantes, sino que también lo son aquellas que tienen alguna cosa que explicar pero que aún no han tenido la ocasión de ser escuchadas.

24 son las historias que esta empresa ha realizado de forma totalmente humilde. En la primera temporada, donde grabaron 12 historias, ella financió el viaje vendiendo tarjetas de Iberia. “Dormíamos en habitaciones sin ventanas, en el tren, en el suelo… Y nuestro gran espacio de trabajo fue el baño. Nos dimos cuenta que en China hace mucho frío y, el baño era un punto de calor, así que nos pusimos a trabajar allí”, nos cuenta Ana Salvà en una anécdota de su viaje.

Resulta interesante que siendo tan joven Ana Salvà se interese en este ámbito de la comunicación periodística. Hace lo que los otros encuentran, o más bien piensan, que no vale la pena. Todos somos importantes siempre y cuando tengamos algo que pueda interesar al mundo. Y efectivamente esta gente tiene más vivencias que mucha de la gente que vive en Barcelona, por ejemplo.

El objetivo inicial es dar una llamada de atención. Contar que ahí fuera hay mucha gente con historias muy interesantes y que nadie ha considerado que fueran a ser buenas.

Ana Salvà junto con su empresa se dedica a recopilar no historias, sino vidas de gente que en su día fue callada. Ella lo único que ha hecho es dar voz y poner cara a sucesos inimaginables para un occidental.

Todos somos responsables de lo que pasa en este planeta llamado Tierra. Así que pongámonos en acción para que aquellos más desfavorecidos tengan las mismas posibilidades de aprendizaje.

dar-voz-a-los-callados

Ariadna Pey

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: