Inch’ Allah

Las llamadas Primaveras Árabes, o revoluciones según la prensa internacional, responden al movimiento de insatisfacción y demanda de cambio surgidas en el mundo Árabe. El mundo árabe comprende el terriotorio que se extiende desde el Magreb hasta la península arábiga. Lo que les convierte en una sola nación (aunque dividida) es el uso del árabe en sus múltiples variantes. Se tiende a unir sistemáticamente árabe e Islam, pero no es del todo acertado. Musulmán es aquel que sigue el credo de la religión islámica, que está estrechamente unida con la lengua y la cultura ya que a partir del año 622 d.C se llevaron a cabo las conquistas árabes. No obstante un gran grueso de la población es cristiana, judía, kurda o incluso atea.

La Liga de los Estados Árabes fue fundada a raíz de la segunda guerra mundial. Respresenta la primera unión de estados Árabes después de siglos de guerras trivales y disputas. La presencia europea en oriente medio llevó a los Estados a querer emanciparse de la colonización estrangera. El S.XX ha sido turbulento y sangriento en esta parte del mundo. Guerras civiles y dictaduras militares, muchas ellas respaldadas aún por potencias extranjeras, han golpeado a la sociedad árabe.

“Y en cuanto al muro, pertenecía a dos muchachos huérfanos de la ciudad. Debajo de él había un tesoro que les pertenecía. Su padre era bueno y tu Señor quiso que descubrieran su tesoro cuando alcanzaran la madurez, como muestra de misericordia venida de tu Señor. No lo hice por propia iniciativa. Éste es el significado de aquello en que no has podido tener paciencia»   ( Corán cap. 18 La caverna)

Hemos de saltar hasta el 2010 para ver una unión social contra la miseria, la corrupción, la falta de democracia y de continuidad política. En diciembre de 2010, en Túnez, un joven de 26 años se inmoló a lo bonzo después de que su carro fuese confiscado por la policía. Este hecho ha pasado a representar el inicio simbólico de las protestas, aunque ya se habían producido manifestaciones anteriormente en el Sahara Occidental.

Ben Ali, presidente de Túnez, subió al poder después de un golpe de estado en el año 1987. Ganó las elecciones de 1989 con el 99,27% del sufragio, en el 1999 repitió resultado y años después modificó la constitución para poder presentarse hasta los 75 años. Dimitió en el año 2011 a causa de dichas protestas. Este aire de cambio y democracia se contagió rápidamente por Libia, Egipto, Yemen y Siria, entre otros. El siguiente episodio relevante es la lucha que se llevó a cabo en Egipto, cogiendo el testigo de Túnez. La plaza Tahrir se convirtió en el centro de las protestas. Hosni Mubarak era el presidente de Egipto. Militar, igual que Ben Ali, se asentó en el poder desde el 1981 hasta el 2011. Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y con presión internacional, permitió que otros candidatos se presentaran a las elecciones. Muamar Gadafi, en Libia, prolongó su mandato desde la revolución de 1969 contra el rey Idris hasta su muerte en 2011 a manos de los insurgentes libios. Bashar Al-Asad, en Siria, ascendió al poder después de morir su padre. También de casta militar aún ejerce el cargo en un país que protagoniza la cara más oscura de las Primaveras Árabes. Pertenece al Partido Baath Árabe Socialista, igual que otros mandatarios paradigmáticos como Sadam Husein.

De la misma manera, en el resto de paises pertenecientes a la Liga Árabe se encuentran bajo falsas democracias o claras dictaduras militares. Son países sumergidos en pobreza, miseria y que carecen de derechos políticos.

Este malestar que lleva años cociéndose ha explotado en estos últimos 4 años. Las redes sociales han jugado un papel muy importante, ya que sin ellas la organización hubiese sido mucho más difícil. La globalización y el tráfico masivo de información ha permitido que esta región del mundo vea muchas cosas que se le tenian prohibidas y escondidas. Esta revolución, además, ha permitido a las minorias alzar su voz aprovechando el ruido del levantamiento social. Las mujeres en Yemen han proclamado sus derechos de igualdad. Los coptos egipcios, practicantes de la religión cristiana, también han podido hacerse ver. Tal vez en un futuro la religión pueda abrirse en estos países y romper la hegemonía islámica.

Desde occidente cuesta ver apoyo hacia estas revueltas que ya se vivieron en su momento aquí, en Europa. Más bien parece que los intereses en torno al petróleo y gas siguen mandando. Muchas dictaduras en Oriente Medio han estado apoyadas por gobiernos Occidentales. Hay que mirar a Oriente y reflexionar sobre lo que significa su lucha, no tan lejana a la que se vive actualmente en el viejo continente. La corrupción política y la baja calidad de nuestras democracias no es tan diferente. Aprendamos todos de todos, sin caer en trampas ni falsos frames como terrorismo y extremismo.

Imagen 

Hosni Mubarak expresindete de Egipto

Imagen

Bashar alAsad presidente de Síria

Imagen

Muamar el Gadafi expresidente de Líbia

Javier Calvo Salietti

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: